Archivo de etiquetas| vestidos cortos de mañana

Protocolo para vestir en bodas

Habitualmente nos encontramos con gente en las tiendas de moda de fiesta y novia con personas sigilosamente agarradas al “protocolo” en las bodas y otros eventos de gala, eso sí, en los momentos en que nos interesa (¿quíen no ha visto a la hermana de la novia con la falda “remangá” y descalza bailando “Paquito el Chocolatero”?)

Normalmente se dice que a las bodas de mañana se va de corto y a las de noche, de largo. Sin embargo, quienes más están obligados a cumplir el protocolo son los pertenecientes a las familias reales, por ejemplo. Siguiendo este ejemplo, ¿qué ocurriría si una Princesa acudiera vestida de largo a la boda de un Príncipe heredero en una boda de mañana? 130280163104_extras_albumes_0   Voilá. Ahí la tenemos. Ella es Rania de Jordania en la boda del Príncipe Felipe y Letizia Ortiz. Un boda que se celebró aproximadamente a las 11.15 de la mañana, vistiendo un precioso conjunto de dos piezas aclamado por los expertos en moda como uno de los mejores looks para asistir a bodas, pero, ¿no rompe el protocolo?

Hoy vamos a hacer un repaso de cómo vestir según expertos en protocolo:

NORMAS PARA VESTIR EN BODAS Y OTROS EVENTOS – PROTOCOLO

El saber vestir distingue definitivamente a la persona elegante; la elegancia es sobria y este es el primer aspecto a tener en cuenta: hay que ir elegante sin llamar la atención; la elegancia también es pulcra, hay que ir bien aseado -afeitado, peinado, dientes y uñas limpias…-  y no dejarnos llevar sólo por lo superficial, que es el traje que llevamos.

La ropa tiene que ir limpia, bien planchada y con zapatos y complementos relucientes, pero sabiendo adecuarnos a la situación (tan malo es ir a una gala con vaqueros como al campo con chaqueta y corbata).

El protocolo nos recuerda también que debemos ser pudorosos: evitar ropa señalada para disimular tripa, faldas que tapen varices y que no se nos señale ni se muestra la ropa interior ni nuestros atributos más personales -por muy orgullosos que estemos de ellos-

Debemos ser fieles a nuestra personalidad y sólo con buen gusto y sentido común se aprende a vestir bien; no obstante hay máximas evidentes como “el chándal es sólo para hacer deporte, los calcetines blancos son para calzado deportivo, no debemos asomar las llaves por el bolsillo ni remarcar demasiado el contenidos de los mismos”  y otras menos evidentes o conocidas como “los hombres sólo deben llevar la alianza en su mano”, “evitar bolsos deportivos con ropa elegante”, “no utilizar gafas de sol en días de invierno o nublado”, “la calvicie es mejor que un mal peluquín” ó  “el perfume debe ser de agrado general, sutil pero duradero”.

El hombre debe tener presente ala hora de vestir que:

– el chaqué sólo se utiliza en eventos de etiqueta.

– con traje azul marino, zapato negro (de cordones o mocasín) y calcetín fino azul marino o negro.

– con traje gris, zapato marrón o burdeos y calcetín a tono.

– con traje beige o verde-caqui: zapatos y calcetín burdeos.

La camisa de doble puño es más elegante que la sencilla, utilizando el segundo ojal con un gemelo discreto, y por supuesto, sin bolsillos. El color de la camisa debe combinar con el traje pero en tonos más claros.

la corbata puede ser algo más atrevida pero debe combinar con el traje y la camisa. Debe llegar hasta el cinturón y no se debe utilizar el pisa corbatas -que están pasados de moda.

La mujer debe tener presente a la hora de vestir que:

– hay que vestir acorde a la edad, la hora del día, la época del año y el tipo de celebración o evento.

– En las bodas de mañana se viste de corto, en las de tarde-noche, de largo excepto:

1. La madrina: puede vestir de largo en cualquier ocasión, y a menos que suponga una falta en otros aspectos de protocolo es una elección más acertada pues aporta un plus de elegancia.

2. Familia directa de los novios: madre de la novia y hermanos y/o primos -dependiendo siempre del grado de relación con la familia:Ésta es una tendencia más actual que aún no ha terminado de implantarse pero que cobra poco a poco más presencia en bodas; El privilegio estricto que el protocolo otorga a la madrina para poder vestir de largo en cualquier ocasión se está dejando extender a hermanas -especialmente- de los contrayentes y a la madre de la novia, quienes a través de su vestuario trasmiten su papel en la ceremonia.

Los colores a utilizar en el vestuario pueden ser cualesquiera exceptuando el blanco y el negro. Son recomendables los luminosos en verano y los discretos en invierno pero no obligatorios. En caso de vestir monocromático se recomienda romper la uniformidad con prendas y complementos de otros colores.

Los complementos: mejor pocos y de calidad: bolsos, carteras, cinturones, collares, pendientes, tocados… todos están permitidos pero no a la vez, la prudencia a la hora de elegir determinará la elegancia.

– En cuanto a los tocados es importante elegir el que más se adecue a la personalidad de quién lo lleva; la madrina debe lucirlo siempre y en bodas de mañana es recomendable para todas las invitadas;

1. cuanto más sofisticado sea el vestido, más sencillo debe ser el tocado

2. Las pamelas sólo se pueden llevar por el día.

3. Con pamelas puedes llevar pendientes y colgantes siempre y cuando acompañen a un vestido escotado; en caso contrario debemos eliminar alguno de los elementos; En cuanto a los tocados se aplica la misma regla aunque menos estricta, el conjunto final no debe ser demasiado recargado por lo que todos los elementos tienen que tener un tamaño medio o pequeño preferiblemente.
0 mejores vestidos de la boda real6a014e6089cbd5970c0168eb96a22a970c

Cuatro ejemplos de buen vestir para las grandes ocasiones que podéis tomar de referencia son Victoria Beckham, Pippa Middleton y su hermana Kate Middleton, y la Princesa Letizia, todas ellas mujeres que prácticamente consiguen el éxito en todos los eventos en los que participan.

 

 

Anuncios